GELATINA Y FLAN "CARICIA"

Además de Café, El Marino cuenta con otros excelentes productos para delicia de todos: su línea de Gelatina y Flanes "Caricia", con varias presentaciones y extraordinarios sabores.


Historia de la GELATINA.

La elaboración de masas similares a la gelatina se remonta hasta los tiempos de los egipcios. Además, existen fuentes que documentan que en los banquetes de siglos pasados las especialidades de gelatina, como por ejemplo, la trucha o fruta en gelatina se consideraron platos especialmente exquisitos.

1682: El francés Papin informa sobre un proceso de cocinar en el que intentó obtener una masa gelatinosa a partir de huesos.

1700: Está documentado el uso de la palabra gelatina (latín: gelatus = tieso, helado) al menos hasta ese tiempo en el área lingüística europea.

1754: La primera patente en el sector de las colas se otorga en Inglaterra para la elaboración de una cola de carpinteros. El adhesivo natural cola se fabrica, entre otros, en base a la gelatina.

1871: Los importantes descubrimientos del médico inglés Leach Maddox logran el éxito decisivo en la fotografía. El médico desarrolló una placa seca con una capa de gelatina de bromuro de plata cuya sensibilidad se acerca a la de una placa húmeda habitual. Después de realizar más investigaciones, Charles Bennet presenta un procedimiento de placa seca satisfactorio. Gracias a la nueva técnica pueden reducirse sustancialmente, entre otros, los tiempos de exposición en la fotografía.

1875: Este año se considera como el decisívo en la fabricación moderna de la gelatina. Se crean pequeñas empresas que facilitan la producción industrial de la gelatina en mayores cantidades.

1950: La industria de la gelatina intensifica su desarrollo tecnológico y avanza de tal modo que llega hasta el actual excelente estándar en cuanto a producción y calidad de sus productos.

1974: Se funda la asociación europea de fabricantes de gelatina (GME, Gelatine Manufacturers of Europe) que defiende los intereses de los fabricantes de gelatina en Europa occidental.

2001: Un estudio internacional, patrocinado y encargado por la Comisión Europea en el año 1999 ha confirmado de nuevo que las directivas vigentes sobre la materia prima y procedimientos de fabricación garantizan una máxima seguridad al consumidor.

¡Qué hace a la GELATINA tan singular?

Parece improbable que un alimento con una tradición tan larga como la gelatina haya mantenido un papel tan importante en la moderna industria de víveres. Vivimos en tiempos en los que el consumidor se ve enfrentado a alimentos pasados por un tratamiento tecnogenético y que contienen un sinnúmero de aditivos y números E. La gelatina pura colágena de proteína no tiene nada de eso. Ofrece una multitud de ventajas hasta el momento no superadas.

Como consecuencia de la crisis de las vacas locas se ha procedido a una comercialización agresiva de un gran abanico de las llamadas “sucedáneos de gelatina” con base vegetal. A pesar de que, desde hace mucho, los estudios y expertos internacionales han confirmado la seguridad de la gelatina con respecto a la EEB, se mantiene viva la discusión pública sobre los distintos agentes amiláceas y gelificantes en calidad de ”sustancias sucedáneas de la gelatina”.

Gelificar, espesar y estabilizar.
La gelatina es parte del gran grupo de los hidrocoloides. Son sustancias que se producen de sustancias proteínicas vegetales o animales o azúcares múltiples. Tienen la capacidad de hincharse y ligar el agua. Los hidrocoloides se utilizan para espesar, gelificar y estabilizar los alimentos. No todos los hidrocoloides reunen todas estas propiedades, la gelatina, sin embargo, sí. A parte de la gelatina, una proteína animal, existen hidrocoloides vegetales, tales como pectina, alga marina, agar-agar, alginatos, goma de xanteno, guar, almidón y celulosa.

Entre los hidrocoloides se distinguen dos tipos diferentes de gelificación. Los geles termorreversibles se forman enfriándose una solución caliente. El gel puede fundirse de nuevo en cualquier momento. El otro grupo de hidrocoloides es soluble en agua fría o caliente y requiere la adición de sales o ácidos para que se pueda formar un gel. Estos geles no pueden fundirse de nuevo.

La gelatina es única.
La gelatina es un hidrocoloide termorreversible. Se funde a la temperatura corporal y esta propiedad es única entre los hidrocoloides. Los alimentos con gelatina, por lo tanto, se funden en la boca generando una sensación singular así como un aroma intensivo. Para muchos consumidores es esta grandiosa sensación bucal el argumento decisivo a la hora de comprar.

Además, la gelatina es el más variado de los hidrocoloides en la moderna industria alimentaria. La gelatina se presta para gelificar, espesar, absorber el agua, espumar y estabilizar y es de una alta elasticidad.


La gelatina se elabora de materiales sostenibles y renovables - de animales probadamente sanos que han sido autorizados para el consumo humano. Es un alimento sin aditivos o números E y no contiene materias básicas tratadas tecnogenéticamente o modificadas químicamente.

Comparación con “sucedáneos” seleccionados.
A diferencia de la gelatina, el alga marina forma un gel frágil y poco elástico. Los geles de pectina no tienen propiedades elásticas y, por ello, no son estables de forma. Los alginatos forman geles claros, elásticos, pero su punto de fundición es mucho más alto que el de la gelatina. Se reduce la liberación de aromas lo que conduce a un perfil de sabores completamente diferente y reducido. Los almidones y almidones modificados pueden conducir a texturas desagradables ya que se requiere una cantidad considerable de ellos.

Muchos de los “sucedáneos de la gelatina” requieren un proceso de producción alimentaria más costoso y, por ello, son más caros y, al mismo tiempo, ofrecen una calidad peor del producto.

Ventajas y aportes nutricionales de la GELATINA.

La gelatina tiene propiedades multifuncionales: gelificar, espesar, absorber el agua, emulsionar, espumar y estabilizar. Ninguno de los otros hidrocoloides ofrece la misma gama de funciones.

La gelatina forma un gel termorreversible que se funde a la temperatura corporal y, gracias a ello, genera una sensación bucal única y un aroma intensivo. Ninguno de los otros hidrocoloides ofrece esta propiedad.

La gelatina puede obtenerse en diferentes grados de gelificación y distintos tamaños de partículas. Para aplicaciones específicas puede elaborarse “a medida”. Otros hidrocoloides no ofrecen este margen de poder gelificante. La modificación del poder gelificante se obtiene mezclándolos con otros aditivos, p.ej. azúcar o sal.

El tamaño del grano de gelatina puede adaptarse de modo flexible a los requerimientos del proceso de producción. La solubilidad puede conseguirse sólo mezclándolos con otros aditivos y/o una temperatura más alta.

La gelatina es absorbida completamente por el cuerpo y es fácil de digerir. Algunos hidrocoloides impiden la absorción de oligoelementos.

La gelatina se emplea con facilidad. Gelifica dentro del margen normal de pH de la mayoría de los alimentos y no requiere la adición de sal o azúcar. Con frecuencia es necesario añadir sal, ácidos alimentarios o azúcar para la gelificación.

La gelatina es un alimento. Los almidones modificados tienen números E.

La textura y claridad son propiedades naturales de la gelatina. Los almidones y los almidones modificados no generan una textura y claridad equivalentes.

Las propiedades de la gelatina son inherentes. El almidón debe modificarse para desarrollar las propiedades de la gelatina.

La gelatina no requiere una modificación química. Se necesitan modificaciones químicas.

La gelatina puede ser declarada como “libre de sustancias modificadas genéticamente”. Los almidones pueden ser derivados de plantas modificadas genéticamente.

Están muy bien estudiados la gelatina y su metabolismo. El metabolismo de los almidones químicamente modificados no está suficientemente estudiado.

Junto con la comida puede ingerirse una cantidad ilimitada de la gelatina. Los almidones modificados pueden ingerirse sólo en cantidades limitadas.


La gelatina puede consumirse diariamente sin efectos secundarios. Se desconoce el efecto de una ingestión diaria de hidrocoloides modificados sobre la salud.